La Historia

ALGO DE HISTORIA DEL CAFÉ FILOSÓFICO

La actividad que ya celebra su versión XII para el año 2023 y cuya frecuencia es anual, nace al alero del Departamento de Filosofía en vínculo con el Centro de Estudiantes de nuestro establecimiento, y más tarde incorpora al Centro General de Padres en este proyecto (quienes apoyan con los insumos del Café y junto al Centro de estudiantes al servicio del Café mientras se realiza dicha actividad).

Desde sus inicios, muy tempranamente, el Café tuvo la participación y compromiso de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, a través de su Instituto de Filosofía, razón por la cual muchas versiones se han realizado en la sede Sausalito.

Hasta el año 2015, es el centro de estudiantes del Liceo quien determinaba el tema a conversar en el Café Filosófico. La modalidad para dirimir qué tema se trabajaría cada año, era por medio del uso de un buzón para recoger ideas; en dicho buzón se depositaban propuestas, las cuales eran leídas con apoyo del Departamento de Filosofía y más tarde se premiaba la mejor idea, entregando un reconocimiento por el Centro de Alumnos a la persona acreedora de tal reconocimiento. De similar forma se actuaba con el afiche del “Café”, en que en algunos años fue concursado por alumnos del Liceo.

Entre los temas que se han tratado en el Café Filosófico tenemos: “desigualdad social política y económica” (2019), “educación e igualdad de género” (2018), “ética y estética: ¿puedo lo malo ser bello?” (2017), “Una mirada ética a las cuestiones políticas” (2016), y ¿Qué es la Humanidad” (2015), etc En consecuencia la amplitud de temas ha sido muy variada. Por lo general los temas respondían a la contingencia, desde una mirada crítica de los estudiantes hacia su entorno social, político, ecológico, etc.
Desde el inicio, el Café Filosófico invita diversos Liceos del sector de Viña del Mar y de nuestra Fundación, con pequeñas delegaciones que no superan las 8 personas, para lograr un número cercano a los 60 invitados. Cosa que se mantuvo, pues permite que todos los asistentes puedan participar y dialogar adecuadamente. Desde el segundo año, los profesores invitados que acompañan las delegaciones se sentaron en una mesa de profesores, ya que se observó que había una tendencia a inhibir a los estudiantes en los espacios de diálogos.

La metodología de trabajo siempre fue sentar a los estudiantes en grupos pequeños y con participación de distintos establecimientos, acompañados de un facilitador de diálogo (que en su mayoría de las ocasiones han sido estudiantes de la PUCV, previo a una inducción ofrecida por el departamento de filosofía del Liceo).

Al iniciar el encuentro, un profesor expone la temática del Café Filosófico, para luego invitar al diálogo grupal y más tarde concluir con los plenarios que han tenido diversas modalidades de desarrollo. Siempre se ha concluido con reconocimientos a los participantes. En algunas ocasiones integramos algún número musical, o alguna actividad de difusión de las carreras de la PUCV.

Especial mención tiene el servicio de catering, que ofrece un Café y algún acompañamiento (de allí el nombre del proyecto), el cual se realiza principalmente en un tiempo de quiebre (“break”) de la actividad y que en muchas ocasiones era apoyado por el centro de padres.

EVALUACIÓN DEL CAFÉ FILOSOFICO. DESAFIOS

El departamento de Filosofía ha evaluando los distintos procesos y etapas del Café Filosófico, desde el nombre hasta su metodología de trabajo y criterio de elección del tema. Las etapas que reconoce este proyecto son: Coordinación, Difusión y divulgación, implementación, ejecución y evaluación.

Respecto a la Coordinación parece necesario mantener las reuniones entre el instituto de Filosofía de la PUCV, la unidad técnica del Liceo, el Centro de estudiantes, Centro de Padres y el Departamento de Filosofía del José Cortés Brown de Recreo. En esa instancian deben acordarse fechas, formas y criterios de elección del tema, objetivo de la actividad, roles y funciones de cada entidad.

Sobre la difusión y divulgación, existen documentos con los contactos de los establecimientos que participan habitualmente (teléfonos, nombres, mail) En relación al afiche, poseemos una base de datos con la creación de los afiches de años anteriores y en muchas ocasiones apoya el departamento de arte.
Para el buen desarrollo de la implementación del proyecto, siempre ha existido un responsable general del Café Filosófico. Esa persona toma acta de las reuniones de coordinación (de la que mantenemos una base de datos) y realiza acompañamiento y seguimiento de los acuerdos y fechas auto impuestas por los participantes. El departamento de filosofía, ve la necesidad de que esto se mantenga así, pues le ha permitido al proyecto tener una eficacia y realce en su aplicación y ejecución.

En torno a la ejecución parece necesario implementar una reunión previa de coordinación con los estudiantes de la carrera de filosofía, actividad denominada “inducción al Café Filosófico y al rol del facilitador. Dicho rol se observa como altamente positivo para el logro del proyecto.

Sigamos con la Historia a través de las FOTOS Y AFICHES además dos VIDEOS PROMOCIONALES

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Compartir en…